28° Domingo del Tiempo Ordinario

Hagan clic aquí para descargar una versión pdf de esta liturgia para imprimir.

Liturgia de la Palabra

28° Domingo del Tiempo Ordinario

Himno

 

VIENEN CON ALEGRÍA

            Escuchen el canto en YouTube aquí

 

Vienen con alegría Señor

cantando vienen con alegría Señor,

los que caminan por la vida Señor,

sembrando tu paz y amor.

 

Vienen trayendo la esperanza

a un mundo cargado de ansiedad

a un mundo que busca y que no alcanza

caminos de amor y de amistad.

 

Vienen trayendo entre sus manos

esfuerzos de hermanos por la paz,

deseos de un mundo más humano

que nacen del bien y la verdad.

 

Cesáreo Gabaráin, ℗ 2011 OCP. Usado con permiso.

Introducción

Todos se persignan con la señal de la cruz diciendo, “En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo”.

Líder:                Alabemos a Dios, quien llena nuestros corazones y nuestro hogar con la paz.

Bendito sea Dios por siempre.

Todos responden:          Bendito sea Dios por siempre.

Canten o reciten el Gloria juntos:

 

                        Gloria a Dios en el cielo,

y en la tierra paz a los hombres que ama al Señor.

Por tu inmensa gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos,

te damos gracias,

Señor Dios, Rey celestial,

Dios Padre todopoderoso.

Señor, Hijo único, Jesucristo;

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;

tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros;

tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica;

tú que estás sentado a la derecha del Padre, ten piedad de nosotros;

Porque sólo tú eres Santo,

sólo tú Señor,

sólo tú Altísimo, Jesucristo,

con el Espíritu Santo

en la gloria de Dios Padre.

Amén.

Líder:                Oremos.

Recibe, Señor, las súplicas de tus fieles

junto con estas ofrendas que te presentamos,

para que, lo que celebramos con devoción,

nos lleve a alcanzar la gloria del cielo.

Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,

que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,

y es Dios por los siglos de los siglos.

Lecturas

Se recomienda que alguien que no sea el líder proclame las lecturas del día de una Biblia.  De lo contrario, las lecturas diarias se pueden encontrar en http://www.usccb.org/bible/lecturas/

Primera Lectura:            Isaías 25, 6-10

Salmo Responsorial:    Salmo 22, 1-3a. 3b-4. 5. 6

Respuesta (todos juntos): Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

El Señor es mi pastor, nada me falta:

en verdes praderas me hace reposar

en verdes praderas me hace reposar

y hacia fuentes tranquilas me conduce
para reparar mis fuerzas.

Respuesta (todos juntos): Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

Por ser un Dios fiel a sus promesas

me guía por el sendero recto;
así, aunque camine por cañadas oscuras,

nada temo, porque tú estás conmigo.

Tu vara y tu cayado me dan seguridad.

Respuesta (todos juntos): Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

Tú mismo me preparas la mesa,

a despecho de mis adversarios;

Respuesta (todos juntos): Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

Me unges la cabeza con perfume

y llenas mi copa hasta los bordes.

Respuesta (todos juntos): Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

Segunda Lectura:        Filipenses 4, 12-14. 19-20

Evangelio (Todos se ponen de pie para la lectura del Evangelio. Un laico omite el saludo, “El Señor esté con ustedes” y procede a “Una lectura del santo Evangelio según San…”): Mateo 22, 1-14

Reflexión sobre las lecturas                                               

Esta semana tenemos una reflexión de Jo Ann Mathieson, Asistente Superintendente de las Escuelas Católicas de la Diócesis de Owensboro:

Política. ¿Esa palabra evoca una reacción? La raíz de la palabra “política” es la misma que “polémica” y “polarización”: trayendo a la mente lados opuestos, escoger posiciones y defender fronteras.  

Quienes desarrollaron el calendario litúrgico de lecturas no tenían idea de que las lecturas de hoy caerían durante este tiempo en los Estados Unidos, pero el Espíritu Santo es omnipotente. Las lecturas de hoy nos recuerdan que, como miembros del Reino de Dios, trascendemos la política. ¿Qué? ¿No nos pide la Iglesia que nos involucremos en la política para promover una sociedad justa? Sí, pero en todas las lecturas de hoy se nos recuerda que estamos en el mundo, pero no en el mundo, y que el Reino de Dios trasciende fronteras (geografía, tiempo, gobierno, raza, institución humana, etc.), dando esperanza y una visión del mundo que no defrauda. Veamos la Visión Católica del Mundo en las lecturas de hoy.   

En la primera lectura de hoy, Isaías 25:6-10A, Isaías le está escribiendo a un pueblo preocupado por las amenazas externas en Asiria y Egipto, así como por las divisiones internas. Isaías propuso la imagen del Señor proporcionando la mejor comida en la montaña para todas las naciones, y el fin de todas las lágrimas y el fin de la muerte. Isaías está volviendo su pensamiento hacia la esperanza que existe para todo lo que solo el Señor puede dar. 

El salmo responsorial nos da la imagen del Buen Pastor salvándonos del valle oscuro para vivir por siempre en la casa del Señor.

En la segunda lectura, San Pablo en Filipenses 4:12-14, 19-20 es bastante claro, está contento sin importar las circunstancias debido a su visión del mundo; su esperanza está puesta en el Señor: “Yo sé lo que es vivir en pobreza y también lo que es tener de sobra. Estoy acostumbrado a todo: lo mismo a comer bien que a pasar hambre; lo mismo a la abundancia que a la escasez. Todo lo puedo unido a aquel que me da fuerza”. El Evangelio contiene una de las muchas parábolas de Jesús sobre el Reino de Dios, recordándonos que nuestra ciudadanía es el Reino de Dios donde todos están invitados y donde todos los que aceptan la invitación encontrarán la paz eterna.

Algunos pueden decir que esta Visión Católica del Mundo—una visión con una mente y un corazón en un modo trascendente—no es realista, ya que no ha habido ningún momento en la historia sin conflictos y que una sociedad perfecta es imposible. Pero nuestra visión del mundo también nos enseña, como lo hizo San Pablo, que cuando conocemos nuestra impotencia, nuestra vulnerabilidad, nuestra necesidad, esa gracia actúa de maneras que no entendemos. Un análisis más detallado de la paradoja de la cruz podría sugerir que el Señor permite estas pruebas para que nos abran a Su invitación de total confianza y entrega.   

Entonces, como católicos, continuamos formando nuestra conciencia y vivimos como ciudadanos fieles en el mundo de acuerdo con esa conciencia. Pero tenemos una paz que el mundo no puede darnos porque tenemos una visión del mundo que puede trascender las diversas polémicas de la época.

Además, también puede encontrar reflexiones en inglés en video de la USCCB sobre las lecturas aquí: http://www.usccb.org/bible/reflections/.

Tomen un período de silencio para reflexionar sobre la Palabra de Dios. A lo mejor les gustaría hacer las siguientes preguntas:

                        ¿Qué palabra o frase toca su corazón?

                        ¿Cómo pueden aplicar este mensaje a su vida diaria?

Oración de los fieles

Líder:                Demos gloria al gran Dios, presentando nuestras necesidades con confianza.

Ustedes o los miembros de su familia pueden ser invitados a decir sus intercesiones en voz alta, a lo que todos responden: “Señor, escucha nuestra oración”.  Sería bueno incluir una oración por el fin de la pandemia del coronavirus y un regreso a la Eucaristía dominical pública.

Líder:                Dios de infinita misericordia, escucha las oraciones de tu pueblo, que alaba todas las cosas buenas que vienen de ti, por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

Respuesta:        Amén.

Comunión espiritual

Creo, Jesús mío,

que estás real y verdaderamente presente

en el Santísimo Sacramento del Altar.

Te amo sobre todas las cosas

y deseo, en este momento, recibirte sacramentalmente,

más ya que no puedo

hacerlo sacramentalmente,

ven, por lo menos, espiritualmente a mi corazón.

Te abrazo como si ya estuvieras ahí, y me uno completamente a ti.

No permitas que me separe de tí. Amén.

Acto de Acción de Gracias

Hagan una oración de acción de gracias. Esta puede ser su propia oración personal de acción de gracias, un cántico de alabanza de las Escrituras, o pueden elegir uno de los siguientes Salmos: Salmo 100; Salmo 113; Salmo 118, 1-4. 19-29; Salmo 136; Salmo 150

Rito de conclusión

En solidaridad con nuestra diócesis, aquí podrían incluir la oración del Papa Francisco a María por la protección contra el coronavirus encontrada al comienzo del Suplemento de Oración de la Diócesis de Owensboro.

Líder:                El Señor nos bendiga, y nos guarde de todo mal, y nos lleve a la vida eterna.

Todos se persignan con la señal de la cruz.

Respuesta:        Amén.

Como una opción aquí, podrían agregar “Démonos un signo de la paz” extendiendo un signo de la paz de Cristo a sus seres queridos mediante un abrazo, un beso o lo que sea más apropiado para su situación.

Himno

Con Amor Jovial

            Escuchen al canto en YouTube aquí.

 

Con amor jovial, te glorificamos. Tu cariño ha sido evidente ayer.

Y al trabajar juntos, mano a mano, compartimos sueños del plan celestial.

Siempre fieles a tu amor traeremos tu reino a luz.

 

Tú nos inspiras en nuestra misión, queremos traer tu mensaje de amor.

Todos tenemos un don que aportar, guíanos, oh Señor.

 

Embajadores del reino de Dios, cada individuo importa en el plan.

Mezcla divina que eleva su voz y anuncia tu salvación.

 

Vamos al mundo usando el poder para servir a la comunidad.

Nuestra tarea nos une a tu ser, dándonos santidad.

 

Jaime Cortez, ℗ 2011 OCP. Usado con permiso.

 

Extractos de la traducción al español del Misal Romano, tercera edición © 2014, USCCB – Conferencia Episcopal Mexicana. Todos los derechos reservados.

Los textos de la Sagrada Escritura utilizados en esta obra han sido tomados de los Leccionarios I, II y III, propiedad de la Comisión Episcopal de Pastoral Litúrgica de la Conferencia Episcopal Mexicana, copyright © 1987, quinta edición de septiembre de 2004. Debido a cuestiones de permisos de impresión, los Salmos Responsoriales que se incluyen aquí son los del Leccionario que se utiliza en México. Usado con permiso. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este texto puede reproducirse por ningún medio sin permiso por escrito del propietario de los derechos de autor.